La máquina herramienta más versátil


Ventajas del corte de metal por chorro de agua:
 

  • Los materiales no se deforman debido al calor

  • Los materiales no se endurecen a lo largo del borde de corte

  • No se producen cambios en la estructura metálica

  • No hay zonas afectadas por el calor (HAZ, por sus siglas en inglés)

  • No se generan vapores ni humos tóxicos

  • No es necesaria ninguna rectificación o esta es mínima

La máquina herramienta más versátil

Para cortar metales como, por ejemplo, titanio, acero, latón y aluminio, el corte por chorro de agua es el método más versátil en comparación con el corte por láser y plasma. El método de corte en mesas de chorro de agua se puede utilizar para cortar metales más gruesos que con el láser (hasta 305 mm/12 pulg.), incluido el titanio y el aluminio, y ofrece mayor precisión que el corte por plasma. Los sistemas de chorro de agua con abrasivo son también más económicos que los sistemas de láser, lo que los convierte en una opción ideal para el corte de metales y acero en el sector de la fabricación.

El corte mediante máquinas de chorro de agua es un proceso en frío, por lo que es ideal para las aplicaciones médicas, aeroespaciales y de automoción, alimentos y materiales compuestos, en las que el calor no puede afectar a los materiales. Se puede realizar casi cualquier tipo de corte, desde el uso de mesas de chorro de agua para la perforación rápida de orificios hasta cortes detallados para aplicaciones de automoción.

Los dispositivos de corte por chorro de agua utilizan un aditivo abrasivo para realizar un corte limpio y sin rebabas que no requiere un acabado secundario, lo que permite ahorrar tiempo y dinero. Las máquinas de chorro de agua ofrecen unos de los procesos de corte más versátiles y son ideales para el corte de alto rendimiento de metales, aluminio y titanio.

Más información sobre el corte de metales

Más información sobre el corte de alimentos

Más información sobre el corte de materiales compuestos